Favorito

Esta tortuga se encontró casualmente en el bosque con la veterinaria que le salvó la vida

En un bosque de Ohio, en Estados Unidos, una veterinaria recibió hace años un paciente particular: una tortuga con el caparazón roto. Un carro le había pasado por encima y se lo había destrozado. La profesional usó fibra de vidrio para reconstruírselo y la soltó en su hábitat.

Esta semana, mientras ella paseaba por el mismo bosque, para su sorpresa se encontró con su antiguo paciente y cual sería su sorpresa al ver a su paciente con el mismo caparazón que ella le había hecho.

De lo único que se lamenta es de no habérselo hecho mas bonito.

Para más información: Hocking Hills Animal Clinic | Facebook

Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email
  • -
  • Votar
  • -
Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email
  • Reposted by
  • AngelEGA's avatar

Lo que sigue en Loquillo

Todo es risas y diversión hasta que tu esposa agarra tu teléfono
Comentarios - Mostrar - Ocultar