Favorito

Que incomodes a tu comodidad no necesariamente te hace un mal vecino. Lo puedes solucionar

Con una pizca de imaginación y muy buena onda, las molestias que inevitablemente causas en la pequeña comunidad en la que vives te pueden convertir en todo un ejemplo a seguir.

A continuación unos pocos ejemplos de como ser un buen vecino.

Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email
  • -
  • Votar
  • -
Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email

Lo que sigue en Loquillo

Son demasiadas coincidencias para ser accidentales
Comentarios - Mostrar - Ocultar