Favorito

Típico: publicas una imagen en un grupo de Facebook, le pones cualquier cosa y arde la de Troya

Lo primero que necesitas para trollear a alguien es imaginación. Después, te buscas un par de imágenes, te haces un post en un grupo, lo sueltas y espera que internet haga lo propio.

Este es el caso de un troll supremo que decidió meter el llego en la llaga. Y la quemadura fue tan profunda que su gracia fue reseñada por un periódico local haciéndola pasar como real y generando una avalancha de comentarios.

Caballero desconocido, usted se ganó internet por hoy.

Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email
  • -
  • Votar
  • -
Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email

Lo que sigue en Loquillo

Hipocresía nivel: feminista de Facebook
Comentarios - Mostrar - Ocultar