Favorito

Este chico es un Popeye de la vida real. Solo que en vez de espinacas, él usa aceite

Este ruso de 21 años, y que se conoce como Kirill, muestra con orgullo fotografías de su cuerpo en las redes sociales, presumiendo sus brazos de 60 centímetros. Sin embargo, esto se debe al químico conocido como synthol. 

Las críticas hacia el joven no se han hecho esperar. El synthol, según los médicos puede causar diversos daños que van desde problemas pulmonares, daño en los nervios hasta ataques al corazón. Según reporta The Sun, el chico se inyectaba alrededor de 250 mililitros del químico para aumentar alrededor de 3 centímetros el tamaño de su brazo. 

El synthol es un líquido fácil de encontrar en internet.

Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email
  • -
  • Votar
  • -
Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email

Lo que sigue en Loquillo

A todo lo malo hay que tratar de verle lo bueno
Comentarios - Mostrar - Ocultar