Loquillo

¡Mío, mio! ¿Pero qué...