Loquillo

Típico: te pones a trollear a tu novio y la broma te sale cara