Loquillo

Mientras todos vivimos en el 2017, este Romeo lo hace en el 3045