Loquillo

Podrás estornudar pero nunca como él