Loquillo

Después se quejan de falta de romanticismo