Loquillo

Un sábado cualquiera...