Loquillo

El servicio público de los Caballeros del Zodiaco se parece al de la vida real