Loquillo

Este par de angelitos se fueron sin pagar la renta. Por supuesto, internet intervino