Loquillo

En Brasil también hay los que roban cámara