Loquillo

No le pasará nada, decían