Loquillo

Cuando eres muy literal