Loquillo

Cuando crees que lo tienes...