Loquillo

Típico: pides un Ferrari y te lo llevan a la casa