Loquillo

No sería el héroe que es sin sus enemigos