Loquillo

Hasta a un lémur le gusta que le rasques