Loquillo

Mejor prevenir que tener que lamentar