Loquillo

Y la creías perfecta...