Loquillo

Por eso jamás verás gatos bomberos