Loquillo

Una simple palabra le cambia el sentido completo al juego