Loquillo

Llega el verano y los piropos callejeros lo saben