Favorito

Como cuando no te pagan pero tienes tiempo, paciencia y simpatía para realizar la venganza perfecta

Muchas veces nos cegamos al ver que se ha cometido una injusticia y más si somos las víctimas de ello. Sin embargo, en estos casos pensar con cabeza fría y valiéndonos de todos los recursos que tenemos a nuestra disposición podemos cantar victoria y saborear el dulce sabor de la venganza.

El caso de hoy es el de un chico, muy ágil para embaucar a la gente pero no tanto para engañar a un diseñador a quien rehusa pagarle por el trabajo realizado.

Con los lentes de investigador supo descubrir los fallos en su seguridad y cometer la venganza perfecta.

Post para no perdérselo

Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email
  • -
  • Votar
  • -
Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email

Lo que sigue en Loquillo

Cuando lo piensas bien, los de esta lista no es que sean perezosos, son unos genios
Comentarios - Mostrar - Ocultar