Loquillo

No sabíamos lo felices que éramos