Loquillo

Nada como photoshopear a tu hijo en situaciones peligrosas para sacarle canas a internet