Loquillo

Lo típico: no tiene qué jugar