Favorito

Cuando vayas a quemar a alguien procura no tener rabo de paja

La historia triste de hoy tiene como protagonista a una vendedora iracunda que tuvo que esperar para que su cliente se apareciera. Solución: quemarla en las redes.

Sin embargo, esta historia tiene un desenlace inesperado porque quien fue víctima, también fue victimario.

Acompáñanos...

Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email
  • -
  • Votar
  • -
Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email

Lo que sigue en Loquillo

Cuando tienes hijos nunca te puedes descuidar
Comentarios - Mostrar - Ocultar