Loquillo

Los videojuegos enseñan, decían...