Loquillo

Mamá, se te olvidó el... ¡ups!