Loquillo

Mientras tanto, los emo...