Loquillo

Paciencia, es una virtud