Loquillo

Dicen que el dinero no compra la felicidad...