Loquillo

Algunas veces solo te hace falta esa voz de impulso...