Favorito

Esta historia triste demuestra que más rápido cae un mentiroso que un cojo

Típico, quieres impresionar a quien acabas de conocer y tal vez sea con las mejores intenciones.

Sin embargo, si exageras demasiado, te pueden pillar en la mentira y te perderán el respeto.

El siguiente es una triste historia de el segundo caso.

Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email
  • -
  • Votar
  • -
Share
Tweet
Stumble
Pin It
Email
  • Reposted by
  • livingz's avatar

Next on Loquillo

Cuando el filtro de Snapchat hace un retrato de ti mismo
Comentarios - Mostrar - Ocultar