Loquillo

Ese hace llorar hasta al más macho