Loquillo

Porque la igualdad es de dos vias